Buscar
                   Ayuntamiento de Monzón
CIUDAD
Cultura: un amplio abanico

Monzón, ciudad inmersa en el trajín industrial y agropecuario, no descuida la actividad cultural; al contrario. Abundan las asociaciones y grupos de toda índole, y el barco insignia es la Casa de la Cultura, sede de varias Escuelas Municipales (Arte, Talla, Pintura Infantil, Esmaltes, Tapices...), la Biblioteca Municipal, el Grupo Filatélico “Joaquín Costa” y dos salas de exposiciones (“Cerbuna” y “Xaudaró”). El sótano lo ocupa la Exposición Arqueológica del Centro de Estudios de Monzón y Cinca Medio (CEHIMO), que tiene vocación de museo. El edificio se encuentra en la avenida del Pilar.

Grupo Folklórico “Nuestra Señora de la Alegría”

A efectos oficiales nació en 1951, si bien hay referencias de una rondalla que actuó con el mismo nombre en la década de los cuarenta. Es la formación más antigua del Alto Aragón y pertenece a la Federación Española de Agrupaciones Folklóricas (FEAF). Su objetivo es difundir la riqueza del folklore aragonés, y también la investigación y recuperación de piezas de las tres provincias. Se rejuvenece con las incorporaciones de los alumnos de la Escuela Municipal de Folklore del Ayuntamiento.
Un “tesoro” añadido del Grupo lo conforma la colección de vestimentas tradicionales de la región: del Valle de Tena, de Sobrarbe, Ribagorza, Hecho y Ansó, trajes de faena de la Hoya de Huesca y el Somontano de Barbastro, trajes de fiesta del siglo XVIII de Teruel y Zaragoza, y prendas de los pastores del Pirineo (espaldares y polainas de piel de cabrito).
En 2000, tras una década de exhaustiva investigación en archivos, museos y viejos baúles, presentó la colección de Trajes de Monzón: de fiesta, de faena, de boda, de luto... El Grupo viaja todos los años por España (ha actuado en Europa y México), y su presencia es habitual en las fiestas señeras de la población y las estivales de los barrios. La exposición de trajes e instrumentos se encuentra en el sótano del Centro Cívico (calle San Mateo).

Festival Folklórico del Cinca Medio

Desde 1998, un sábado de julio se celebra en Monzón el Festival Folklórico del Cinca Medio, encuentro que reúne a tres formaciones invitadas y a “Nuestra Señora de la Alegría”. Todos los grupos foráneos son miembros de la FEAF, y por ello no cobran por actuar (sólo los gastos de desplazamiento). A la par, cuando viaja el grupo de Monzón lo hace con las mismas condiciones. En cada festival están representadas tres Comunidades Autónomas (ya han pasado todas por la plaza Mayor), y el siguiente reto consiste en enriquecer los carteles del Festival con grupos folklóricos de países de la Unión Europea.

Banda Municipal “La Lira”

La Banda Municipal “La Lira” es otro de los orgullos de Monzón. Se gestó a mediados de los años ochenta por deseo del Ayuntamiento y con la inestimable colaboración de músicos locales de amplia trayectoria en orquestas y grupos de baile. El saxofonista José María Bastinos encabezó el proyecto, y el liderazgo docente recayó en Luis Díaz, un profesional de cuna valenciana que tomó la batuta desde el primer momento y la mantiene con pulso firme.
Oficialmente, “La Lira” nació el 21 de septiembre de 1986, fecha en la que dio el primer concierto en el marco de las fiestas mayores de San Mateo con apenas una quincena de músicos. A partir de ahí, todo vino rodado: cada año fue sumando jóvenes “lirones”, creó la Escuela de Educandos, compró instrumentos con el respaldo del Ayuntamiento, constituyó la Asociación Banda Municipal “La Lira”, empezó a viajar por la península y, en fin, se hizo con un nombre propio en el mundo de las bandas de música por la calidad de sus interpretaciones y las partituras cada vez más complejas.

En la actualidad puede presentarse en escena con casi setenta músicos. “La Lira” ofrece periódicamente a sus paisanos los Conciertos de Santa Cecilia, Navidad y Primavera, y la Velada Musical de Verano (en la plaza Mayor) y el Festival de Bandas de San Mateo, y no falta en los desfiles de la Cabalgata de Reyes, Carnaval y San Mateo y otras citas culturales a las que da prestancia con su “buen hacer”.

Coral Montisonense

La Coral Montisonense (antes grupo coral de Airon Club) debutó como tal en enero de 1985 bajo la dirección de Rosa Delgado, a quién le sustituyó tiempo después Antoni Pujol. A lo largo de los años se han sucedido las actuaciones en Aragón, Cataluña y Francia. También ha cantado en el Auditorio de Zaragoza dentro del festival de la Federación Aragonesa de Coros, en la ruta "Domus Templi" (Peñíscola, Miravet, Tortosa, Lérida y Monzón)... En 2004 obtuvo el tercer premio en el prestigioso "Certamen Nacional Coral" de Ejea de los Caballeros. El repertorio se nutre de obras del Renacimiento, autores clásicos y contemporáneos y música popular. La actual directora, Paloma Manau, es Profesora Superior de Lenguaje Musical, teoría de la música, transposición y acompañamiento, y profesora de piano. Ha obtenido diploma en dirección de Coros por la Federación Aragonesa de Coros.

Conservatorio Profesional de Música “Miguel Fleta”

La Escuela de Música creada a finales de los ochenta desembocó con el tiempo en el Conservatorio Elemental que ocupó varios años una planta de la Casa de la Cultura. El “boom” del aprendizaje musical disparó el número de matrículas y el Concejo se vio obligado a buscar una sede más amplia y acorde a la demanda. Así, bajo el paraguas económico del Ministerio de Fomento, surgió en los primeros noventa el proyecto de rehabilitación del antiguo Hospital de San Francisco como “casa” del Conservatorio, el cual, además, ya pedía la elevación a la categoría de “Profesional”. Tras una inversión superior a los 1.000 millones de pesetas, el remozado Hospital de San Francisco fue inaugurado en mayo de 2003 (en realidad, el viejo edificio acabó demolido y se insertaron en el nuevo inmueble algunos elementos del primitivo), si bien ya venía funcionando como aulario musical desde el curso 2001-02 tutelado por la DGA. La capilla del hospital -soberbia en su nueva imagen- se convirtió en el Auditorio San Francisco (aforo de 400 butacas). El “Miguel Fleta” da servicio al Cinca Medio y comarcas limítrofes.

Orquesta “Ensemble XXI”

El Conservatorio es caldo de cultivo de numerosas iniciativas (conciertos, orquesta de alumnos, grupos de cámara...), y cabe citar, sobre todo por sus frutos “tangibles”, a la Orquesta Ensemble XXI nacida en 2001 bajo la batuta y directrices de José Antonio Chic, profesor de guitarra. Los instrumentos de partida fueron una decena de guitarras y otros con menor peso numérico en el conjunto ç(uno o dos de cada tipo) que dan juego al director para llevar a escena sus planes: flautas, clarinetes, trompetas, violines, violas, chelos y contrabajos. Los intérpretes son alumnos aventajados e interesados en la aventura (la formación se renueva conforme los alumnos concluyen los ciclos docentes). También forma parte del elenco la soprano María Eugenia Boix.

Chic oficia de director, compositor y arreglista, y en el repertorio de Ensemble XXI se dan la mano las melodías tradicionales celtas, las renacentistas y los sonidos “new age”. En 2001 vio la luz “Leyenda Irlandesa”, el primer cedé de la singular orquesta, y le han seguido “Niebla”, “El bosque encantado”, “Retratos del mar” y “Postales de verano”. La recaudación por conciertos y la venta de cedés va a parar a una hucha gestionada por una asociación. En verano, el ahorro sirve, por ejemplo, para pagar el Curso Internacional Ensemble XXI que reúne a prestigiosos profesores nacionales y extranjeros, y al que asisten gratuitamente los chavales de Chic (premio a su trabajo). Se puede ampliar la información en la web www.emsemblexxi.com.

Orquesta Sinfónica de Monzón (OSMO)

La Orquesta Sinfónica de Monzón (OSMO) se gestó en los primeros meses de 2007 por iniciativa de Sergio Guarné, a la sazón director del Conservatorio Profesional “Miguel Fleta” (montisonense y ex alumno del centro). El proyecto contó de inmediato con el respaldo del Ayuntamiento, y en 2008 se sumaron los patrocinios de las empresas Bricolux, Horpisa y Griñó. Hoy, con un plantel de alrededor de 80 músicos de siete Comunidades autónomas (la mitad de ellos aragoneses, y una treintena de éstos de Monzón y su área de influencia), la OSMO se presenta como la más firme realidad “sinfónica” de Aragón.

La batuta está en manos del riojano Diego Miguel Urzanqui. Los músicos se reúnen en Monzón en periodos quincenales dos veces al año, una en agosto y otra en Navidad. El método de trabajo es sencillo: el director selecciona tres piezas de música clásica, los alumnos las estudian y en los encuentros de verano e invierno las ensayan por grupos instrumentales y en la conjunción orquestal, y finalizan la convivencia dando tres o cuatro conciertos. Entre otros lugares, han actuado en la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza, el Palacio de Congresos de Huesca y el Auditorio “Enrique Granados” de Lérida.

Galardones “Joaquín Costa”

Los instauró el Patronato de Cultura en 1996, año del 150 aniversario del nacimiento de Joaquín Costa (1846-1911), personaje emblemático de la corriente política y social del regeneracionismo que vivió a caballo de los siglos XIX y XX. Los Galardones son cinco: el Europeísta, el Jurídico, el Educativo-Cultural, el Agropecuario y el Hidráulico, y el Patronato concede dos en cada edición, haciéndolos rotar. Las bases reflejan que la finalidad es premiar a personas físicas o jurídicas “cuyo trabajo o actividad social de relevancia suponga un destacado beneficio para la comunicad y constituya un modelo y testimonio ejemplar para la sociedad aragonesa.
Pueden ser candidatas las personas, instituciones, empresas y asociaciones aragonesas, o con especiales vínculos con Aragón, “cuyas actividades reúnan las circunstancias citadas”, y las propuestas deben ir firmadas por ayuntamientos, instituciones, asociaciones o personas físicas. La dotación consiste en una reproducción del busto de Costa y un pergamino acreditativo. La ceremonia de entrega tiene lugar en la segunda semana de septiembre.

Concurso de Pintura Rápida “Ciudad de Monzón”

Se celebra en torno al 23 de abril, festividad de San Jorge, y coincide con una jornada de “Arteria”, la Feria de Arte Contemporáneo de Monzón. El Patronato de Cultura concede un Primer Premio de 500 euros, y una veintena de firmas privadas (empresas, comercios, entidades bancarias...) otros tantos que oscilan entre los 400 y los 200 euros. El tema obligado es “Monzón, plazas, calles, monumentos y rincones” (se admiten panorámicas). Los pintores realizan su trabajo entre las ocho de la mañana y la una y media de la tarde (la organización les invita a comer), y los premios se entregan a las seis en la plazoleta de la Nave de la Azucarera.

Encuentro Montisonense de Encaje de Bolillos

Un sábado de octubre, en la Nave de la Azucarera. Lo organizan la Institución Ferial y la Asociación de Viudas “Renacer”. El Encuentro acostumbra a reunir a medio millar de encajeras llegadas, mayoritariamente, de todas las provincias aragonesas y catalanas (aunque mínima, también hay representación masculina), y a una veintena de comerciantes que venden objetos relacionados con el encaje de bolillos. La mañana de labores la ameniza el Grupo Folklórico “Nuestra Señora de la Alegría”. Desde 2006, esta cita multitudinaria tiene el complemento de la Feria de Artes y Oficios Tradicionales “Tradizions”.

Homenaje al maestre templario Guillem de Mont Rodón

Último fin de semana de mayo, organizado por la Concejalía de Turismo. Enlaza tradición, historia, fiesta y turismo. El castillo de Monzón y la Orden del Temple están íntimamente unidos en la historia. Los templarios tomaron posesión de la fortaleza en 1143 (Alfonso I el Batallador testó a favor de templarios y sanjuanistas, lo que no agradó a la nobleza), y gobernaron la Encomienda que aglutinó las tierras del Cinca Medio y alcanzó hasta Chalamera, Belver y parte de Monegros. En 1213, el rey Pedro II de Aragón murió en la batalla de Muret y dejó a un hijo de corta edad llamado Jaime, fruto de su matrimonio con María de Montpellier. Por mediación del Papa Inocencio III, el niño de seis años fue encomendado al maestre templario Guillem de Mont Rodón, y pasó a residir en el castillo de Monzón.

La Orden Militar fundada en 1118 a la sombra del Templo de Jerusalén para defender los Santos Lugares y a los peregrinos, ganó poder durante un siglo y medio, y su ocaso derivó de las intrigas del rey Felipe IV de Francia, que envidiaba sus posesiones, y la inhibición de Roma. La fortaleza ribereña defendida por Berenguer de Belvís del acoso del rey aragonés Jaime II cayó en 1309. Después, la historia habla de un epílogo de calabozos y torturas. La redención por la Santa Sede llegó mucho más tarde, cuando la mayoría de los templarios habían muerto. Enterrados sin gloria ni honor.

Para rememorar estos pasajes y multiplicar la proyección turística del castillo, el Ayuntamiento organiza desde 2001 el Homenaje a Guillem de Mont Rodón: mercado medieval, concentración en la plaza Mayor de los grupos interesados en participar en el desfile medieval que tiene como meta la Plaza de Armas de la fortaleza, saludo de las autoridades a invitados y vecinos, recreaciones históricas, luchas simuladas, depósito de una corona de laurel a los pies de la estatua del homenajeados, actuación de la Coral Montisonense…

Belén Monumental de Monzón y Cinca Medio

Del 4 de diciembre al 6 de enero. Montaje de la Asociación Belenista “Isaac Lumbierres”, sito en la nave que linda con la de la Azucarera (paseo de San Juan Bosco). Convertido ya en tradición, el “macrobelén” que nació con poco más de cuatro metros cuadrados de superficie en una habitación de la casa de Manuel Campo y que ha crecido sin cesar atesora medio siglo de historia. Hoy se presenta sobre una plataforma de 500 metros cuadrados, lo que hace de él uno de los más grandes de España (tal vez el primero). A principio de la década de los noventa se constituyó la citada Asociación para gestionar la instalación del belén, captar subvenciones y socios...

La Asociación cuenta con un fondo de más de 7.000 figuras de diversos tamaños (utiliza entre 2.000 y 2.500 en la puesta en escena) y una singular colección de una quincena (entre personajes y animales) de escala 1:1 (fabricadas con fibra de vidrio). El decorado se enriquece con las maquetas de los edificios emblemáticos de la Comarca (iglesias, ermitas, ayuntamientos, castillo...). No faltan ríos, montañas, luces y sonido ambiente: balidos de ovejas, el croar de las ranas, el repiqueteo de las campanas...). En cada edición lo visitan unas 40.000 personas. El Belén se acomodó en la nave que lleva su nombre en 2004, y el amplio espacio ha permitido a la Asociación instalar un Museo (reúne nacimientos de los cinco) y un Taller de Maquetismo. El Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento y las Obras Sociales de distintas entidades de ahorro han participado en la financiación.

En 2007 debutó el montaje “La Pasión de Monzón”. La Asociación utiliza dos terceras parte de la infraestructura del Belén (accidentes geográficos, edificios y figuras de animales y de personas que igual sirven para arropar el nacimiento de Jesús que el preludio de su muerte en la cruz) y coloca “cuadros” de los pasajes de la pasión (dispone de las figuras adecuadas) y las reproducciones a escala de los pasos de las siete cofradías que desfilan en Monzón en la procesión del Santo Entierro el día de Viernes Santo (comitivas de cofrades incluidas). Más información en www.belendemonzon.org.



Ayuntamiento de Monzón
Plaza Mayor 4, 22400 Monzón - Huesca
Tel: +34 974 400 700 Fax: +34 974 404 807
ayuntamiento@monzon.es                                  www.monzon.es - Sede electrónica del Ayuntamiento de Monzón - CIF: P2221800B